Sala multisensorial

Esta actividad se relaciona con la estimulación, a nivel sensorial, en diversos espacios del Complejo Asistencial Benito Menni, concretamente en la residencia de discapacidad intelectual, así como con todas aquellas actividades lúdicas y terapéuticas que tienen que ver con la estimulación a través de la música. Está enmarcada dentro de la programación anual de actividades en centro de día.

Intervención multisensorial

Se trata de un espacio diseñado con fines educativos, terapéuticos, de ocio y de relajación. Con el trabajo sensorial se fomenta la exploración a través del movimiento, promoviendo la mejora o mantenimiento de habilidades motrices gruesas y finas, de la coordinación motora y del equilibrio, así como propiciando las relaciones interpersonales y las habilidades comunicativas entre iguales y con profesionales, dentro de un ambiente agradable que produzca placer y sensación de bienestar. Todo ello, con el fin de reducir en la medida de lo posible algunas de las alteraciones de conducta que presentan los usuarios, minimizando así su impacto en otras actividades cotidianas o en su nivel de bienestar y calidad de vida.

Esta actividad se lleva a cabo en el entorno residencial desde el año 2007, estando orientada a todos los residentes del complejo (220 usuarios).

El trabajo a nivel multisensorial debe tener siempre un fin terapéutico basado en las capacidades, necesidades e intereses personales de cada uno de los usuarios participantes, con el fin de crear un ambiente agradable y que propicie la exploración e interacción.

No existe un perfil ideal de usuarios para aplicar este tipo de intervenciones por lo que se puede aplicar a todo tipo de perfiles y residentes, teniendo en cuenta algún tipo concreto de patología o afección en la que podría ser contraproducente como puede ser la epilepsia. Sin embargo, existe evidencia de una mayor efectividad ante ciertas características como dificultades en el lenguaje expresivo y comprensivo, problemas a nivel físico, especialmente en el plano motor, dificultades cognitivas, alteraciones neurológicas, desarrollo incompleto de habilidades sociales, falta de iniciativa y exploración del medio o dificultades de percepción.

Objetivos

Los objetivos generales que se plantean este tipo de actividades son los siguientes:

  1. Creación de un ambiente relajante, enriquecedor a nivel sensorial, seguro y estimulante que promueva la exploración, la capacidad de iniciar actividades y el placer.
  2. Fomentar el desarrollo a nivel psicomotor a través de actividades que requieran movimiento, mejorando habilidades motrices gruesas y finas, coordinación motriz general o equilibrio.
  3. Estimular las diversas vías sensoriales a través de diferentes inputs o materiales (visual, auditiva, olfativa, gustativa, tacto superficial, tacto profundo, sistema vestibular y propiocepción).
  4. Favorecer la interacción con iguales y la comunicación a través de actividades dentro de un ambiente agradable y adaptado a las necesidades de los residentes.
  5. Promover la relajación, creando calma y reduciendo los niveles de activación y excitación cuando el objetivo esté orientado en esta línea, a través de estímulos calmantes como materiales propioceptivos o vibrantes.
  6. Reducir estrés y activación a través de la relajación, logrando la obtención de alguna respuesta a los diversos estímulos y reduciendo en la medida de lo posible alteraciones conductuales, estereotipias, movimientos repetitivos o nivel de ecolalia.
  7. Fomentar la participación activa del usuario, trabajar la espera de turnos, la capacidad de elección, la tolerancia a la frustración, la comunicación, la expresión de necesidades y sentimientos a través de diversos estímulos o el control del medio y del ambiente, entre otras.
  8. Aumentar las aferencias sensoriales (auditivas, visuales, táctiles, olfativas, gustativas, propioceptivas y vestibulares).

Beneficios

Los beneficios de la intervención a nivel multisensorial se relacionan en general con el desarrollo de la autoconfianza, aumentar el nivel de concentración y atención, reducción de alteraciones conductuales, desarrollo de actividades creativas, mejora de habilidades psicomotoras, promover la oportunidad de elección, mejorar la capacidad de autocontrol y autorregulación, mejorar la tolerancia a la frustración o promover la libre exploración e iniciación de actividades de manera autónoma.

Generalmente, en el contexto residencial, este tipo de actividades e intervenciones se llevan a cabo en diversos espacios como puede ser la sala Multisensorial o Snoezelen, las diversas aulas a través de diferentes materiales, la propia unidad o el patio.

Nuestra experiencia

La experiencia realizando la actividad es positiva en general, puesto que beneficia a los usuarios y da lugar a mejoras a nivel cognitivo, motor, sensorial y comunicativo. Además, beneficia a los usuarios a nivel conductual, ya que muchas de sus conductas se ven disminuidas tras las actividades en la sala multisensorial, durante las mismas y posteriormente en las siguientes actividades, tanto aquellas de estimulación y ocio como aquellas básicas y funcionales.

Ayúdanos y comparte esta página